domingo, 27 de septiembre de 2009

STE-MARIE-AUX-MINES

Hace ya unos días que volví de Ste-Marie-aux-Mines pero no he podido escribir hasta ahora, entre otras cosas porque el ordenador tiene vida propia y últimamente hace lo que quiere.

Han sido unos días inolvidables, no por las exposiciones y la feria sino por lo bien que nos lo hemos pasado y lo mucho que nos hemos reído.

Aquí estamos el grupo de siete amigas a punto de comer en Riquewihr:

En el sentido de las agujas del reloj: Pepa, Elena, Joana, Mabel, Núria y Dani. Yo estoy detrás de la cámara....

Nada más llegar nos encontramos con una sorpresa: María Pilar, que tuvo que anular el viaje a última hora, le había entregado a Elena un regalito para cada una:

Todas se lo colgaron inmediatamente de la cremallera del bolso o la mochila, menos yo porque mi cremallera no tenía agujero, qué rabia!!

Por las noches teníamos cursillos que nos dábamos las unas a las otras. Dani nos enseñó a hacer estos preciosos alfileres de porcelana rusa:



Hice unas cuantas compras "necesarias", entre ellas el libro de Yoko Saito Les quilts scandinaves. Aquí me tenéis mientras me firmaba el libro:

Hice cientos de fotos pero Gemma ha publicado unos reportajes fantásticos y podéis ver las exposiciones en su blog.

Y ahora a esperar el próximo viaje.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

LOG CABIN

Coser un log cabin sin base dibujada no tiene muchos secretos, es como cualquier otro bloque. De todas maneras hay un par de truquillos que ayudan:

  • Cortar las tiras de tela paralelas al orillo. De esta manera la parte larga queda al hilo y apenas cede al coser. Además, como las dos telas están cortadas en el mismo sentido evitamos que una ceda más que la otra.
  • Comprobar que el margen de costura sea realmente de 1/4". Esto sirve para todos los bloques no sólo para los log cabin. Pensad que cuando cortamos las piezas les añadimos el margen, si después ese margen es mayor o menor las piezas no encajarán. Si tenemos la manía de que se vea un poquito de tela por fuera del prensatelas tendremos que mover la posición de la aguja para compensar la diferencia.

En la foto podéis ver que la pieza que se ha de coser tiene la misma longitud que las piezas ya cosidas, eso quiere decir que los márgenes de las costuras son de 1/4" y que no nos creará problemas.



Pero... las cosas no siempre salen así. Por más que hayamos comprobado el 1/4" a veces nos despistamos: porque cosemos demasiado deprisa, porque estamos viendo por el rabillo del ojo nuestra serie favorita en la tele o, simplemente, porque estamos pensando en ves a saber qué y hemos cosido de oido. Entonces nos encontramos con esto:

¿Descosemos?, no, porque no se trata de descoser sólo la pieza que ha quedado más larga, la que está dando problemas es la azul que ha sido cosida con un margen mayor y ha quedado un poco más estrecha y para solucionarlo tendríamos que descoser cuatro piezas.

Solución: Hacer una chapuza, que siempre funcionan. Alinear la siguiente pieza con la tira larga y dejar que el margen de la pieza azul sea más pequeño, así nos quedará a la medida.

Sí, ya sé que esto no es muy ortodoxo, pero qué os voy a contar, quien no haya hecho cosas así que levante la mano.