sábado, 20 de enero de 2007

COMODIDAD PARA COSER A MÁQUINA

La mesa de costura que tengo es un tablero con cuatro patas de Ikea. Después de cargarme una mesa con los imperdibles decidí comprar una mesa barata y cuando se estropee, le cambio el tablero y por unos 30€ tendré una mesa nueva. Para escribir y cosas así es cómoda, pero para coser a máquina, y sobre todo para acolchar, es un poco alta como todas las mesas, por eso me he planteado a veces empotrar la máquina.
El otro día estuve en casa de mi amiga Núria y cuando fui a dejar unos libros en su mesa de costura me di cuenta que era más baja. Le pregunté y me dio la solución: unas patas regulables en altura, también de Ikea. Lo bueno del caso es que yo había pensado en esas patas pero no para hacer la mesa más baja sino para montar una más alta para cortar.
Muchas veces no vemos la solución más sencilla hasta que alguien nos la explica.
Gracias Núria, no sabes lo bien que coso ahora. Y ya no necesito la mesa alta de corte, simplemente subo mucho la silla y puedo cortar sentada, el colmo de la comodidad.

9 comentarios:

Rakel dijo...

muy buena idea! yo tengo una mesa alargada pero no es muy ancha ya mirare en ikea!

Rakel dijo...

ah, por cierto en mi blog te he escrito un comentario, que si quieres te voy a buscar a la estación y te acompaño bueno mira mi blog mejor que te lo explico tot ok!

ANA dijo...

Bueno Laura, yo prefiero una mesa a una altura normalilla, ni muy alta ni muy baja, si veo que estoy incómoda, pues recurro a la silla regulable de oficina que tiene mi hermana y así me pongo a la altura que deseo.
Besos
Ana

SARI dijo...

Qué suerte tener un IKEA cerca...
Yo el más cercano lo tengo en Murcia. Besos.

Nivaira dijo...

... Ja m'agradaria a mi tenir aquests problemes, però, ara per ara, si em compro una màquina de cosir ( em decanto més per la Bernina ), hauria de fer fora de casa el meu marit.... i no és que de vegades no ho pensi, ja, ja, ja !!!!

Nueiver dijo...

Una cosa que aparentemente no tiene importancia, hasta que te pones delante de la mesa, ó de la máquina. Entonces te das cuenta que SI IMPORTA
Yo he probado todas las sillas de casa, pero no acaba de "acomodarme" ninguna.
Al final, me he comprado una que espero soluciones "mis problemas".
Estoy esperando que me la envien
Saludos

Estrella dijo...

La verdad como dice el dicho má vale maña que fuerza..... Hija por fín puedo escribirte un post que estos días no se que ha pasado que no me dejaba hacerlo

laurapatch dijo...

El problema que tenía era para coser a máquina. Ya tengo una silla regulable en altura, pero como la máquina hace 10 cm hasta la placa, pues son 10 cm. más que incordian. Tenía que subir la silla y entonces el problema era el pedal. Y para acolchar ya ni os cuento. Es más cómodo si estás más alta(los brazos descansan más). Lo ideal, si os habéis fijado, es tener la máquina empotrada en la mesa y entonces te ahorras esos 10 cm.

Rida dijo...

Tienes razón, la máquina de coser está mejor empotrada, entre otras cosas porque así tienes más superficie para colocar lo que coses. Yo de momento tengo una mesa de Ikea con alas, pero no es regulable en altura. Si estoy mucho tiempo cosiendo se me cansan mucho los brazos. Tu idea es muy buena. Besitos. Mabel.