lunes, 18 de octubre de 2010

REFLEXIONES

Me acabo de dar cuenta que hace cuatro años que empecé este blog. Descubrí este mundo a través de blogs americanos que encontré buscando información por internet, ya sabéis que soy autodidacta. Encontré también alguno en castellano, por aquella época había muy pocos, y me aficioné a leerlos pero no dejaba comentarios porque me parecía que todas ellas eran amigas y no me atrevía a dar mi opinión. Decidí crear el mío propio, no sé muy bien porqué, sólo les di la dirección a mi hijo y a mi hermana, y me puse a escribir con la esperanza de que quizás alguien más lo leería. Por entonces tuve que preparar un sandwich y me pareció divertido hacer fotos y enseñarles como se hacía a mis dos lectores, ninguno de los cuales tiene la más remota idea de coser. Y no os podéis imaginar cual fue mi sorpresa cuando apareció un comentario de Rida dándome las gracias por explicar cómo se ponen los imperdibles a un quilt!!! y después Ana y Aurora también dejaron un comentario, no me lo podía creer, había personas que leían lo que yo escribía!!!!! y parecía que les interesaba!!!!!! Vi que se podían dejar comentarios en un blog aunque no conocieras a su autor, que no era de mala educación, al contrario, era la finalidad de los blogs. Y seguí escribiendo y conociendo a más personas. Dice Josep Pla que hay tres clases de personas: los amigos, los conocidos y los saludados. Dentro del apartado saludados pondría a los que han dejado alguna vez un comentario y no han vuelto, simplemente me han dicho "hola"; los conocidos serían los que dejan comentarios habitualmente y con los que he entablado una relación; y después están los amigos: creedme, he hecho auténticas amigas a través de blogger, pocas, cierto, pero nos hemos convertido en grandes amigas, con una de ellas me escribo casi a diario, a veces unos mails larguísimos que empezaron siendo de patchwork y han acabado siendo personales.

Ahora hace varios meses que no escribo....¿porqué? pues no lo sé, no hay un único motivo, por un lado porque me ocupaba demasiado tiempo, no el hecho de escribir un artículo que podía ser más o menos rápido según el contenido sino el hecho de leer y responder a todas las que me dejaban comentarios y ya sabéis que mientras se está en el ordenador no se cose... quizás porque no tenía mucho que explicar...

No sé si volveré a escribir o seguiré "dormida" pero seguiré leyendo vuestros blogs como hago ahora: sin dejar comentarios.

Y dar las gracias a todas las que a través de vuestros comentarios o mails privados os habéis interesado por mí: todo va bien y sigo cosiendo...

Un beso

viernes, 12 de febrero de 2010

EL GEE'S BEND ACOLCHADO

El Gee's Bend ya está acolchado.

 

Como podéis ver lo he hecho con lineas rectas siguiendo la forma de las piezas, a 1/2" de distancia y con hilos de color similar al de la tela.



Y ya he vuelto a acabar el top del Terra Siena para mi cama. Sin la tela rosa-vivo queda más coordinado,  al menos a mí me gusta más y eso que estoy acostumbrada a las extravagancias de Kaffe.


Sólo falta acolcharlo... pero no sé cuando será... primero tengo que mentalizarme....

sábado, 30 de enero de 2010

ESTOY ACOLCHANDO

Pero no el Terra Siena, que ha sufrido algunos cambios. Lo puse varias veces sobre la cama y había algo que no me gustaba hasta que descubrí que eran los bloques de color rosa vivo. Son una genialidad de esas a las que nos tiene acostumbradas Kaffe Fassett pero que esta vez no me ha convencido. El resto de telas lisas es de tonos terrosos y el rosa le daba un punto de vidilla y de contraste pero que no me gustaba, así que descosí y volví a plantear el quilt substituyendo el rosa por los otros tonos y ahora me gusta más.

Primero puse los bloques centrales encima de la cama, que será lo que se verá más


y después los trasladé a la buhardilla y añadí los laterales que colgarán

Y ahora hay que volver a coses las tiras... Creo que es una excusa como otra cualquiera para no empezar a acolcharlo, porque sólo de pensarlo se me van las ganas, igual acabo haciendo tapetitos con él.

Lo que estoy acolchando es el Gee's Bend, lo estoy haciendo con costuras rectas siguiendo la forma de las tiras y con hilo del mismo color que las telas, me gusta mucho como está quedando.

Algunas de vosotras me habéis consultado tanto en comentarios en el blog como por e-mail sobre los guantes para acolchar. Para mí son básicos; ayudan muchísimo a mover el quilt porque cuando lo haces avanzar las manos no resbalan sobre la tela y lo único que se mueve es el quilt y así avanza mucho mejor. Se pueden usar muchos tipos de guantes, desde los de punto con bolitas en las yemas de los dedos hasta los de goma de fregar platos, todo sirve siempre que evite que las manos resbalen. Los que yo uso los compro en la ferretería y cuestan sólo 1.60€, y como ayer compré unos nuevos porque los que tenía daban penita he aprovechado para hacerles una foto y así véis la marca y la referencia:


De esta misma marca hay otros modelos que también sirven pero prefiero éstos porque son blancos y no quiero arriesgarme a que dejen color en las telas.

domingo, 24 de enero de 2010

TERRA SIENA

Queda claro que eso de acabar ufos no es lo mío, he estado atacando un par de ellos pero siguen inacabados. No me gusta dejar cosas a medias pero me temo que estos tienen para rato, supongo que es que no me apasionan y encuentro cualquier excusa para empezar algo nuevo, que es lo que he hecho, claro.
Llegaron las telas de Kaffe Fassett para la colcha que quería hacer para mi cama, y en ello estoy. Ya tengo los bloques hechos y cosidos en tiras. Aquí está la prueba que hice sobre la cama



Decidí cambiar la tela estampada de dos bloques, como se puede ver en uno de los que están en primer plano que tiene la tela puesta por encima. La que había puesto no me convencía desde buen principio. Hubiera tenido que dejar los bloques unos cuantos días presentados y hacer cambios, el problema es que la colcha hace 270x270 y tuve que poner los bloques en el suelo de la buhardilla, previo retirar muebles, y no era cuestión de tener el tenderete  mucho tiempo porque había que pisarlo para acceder a mesas, estanterías y demás enseres.
Esta tarde la liquidaré y mañana iré a buscar tela para la trasera y la buata y la acolcharé la semana que viene. Intentaré hacerlo rápido porque para acolcharla si que voy a montar un buen tenderete, ya os lo enseñaré. Y aprovecharé para acolchar también el Gee's Bend, que no es ningún ufo!!!

domingo, 3 de enero de 2010

GEE'S BEND

Cuando estuvimos en Ste-Marie-aux-Mines, vimos la exposición Gee's Bend Retrospective, en Ste-Croix-aux-Mines. Nos impresionó mucho, además un joven americano nos explicó la historia de esta comunidad de mujeres negras.

Esta Navidad, mi amiga Núria nos ha regalado a Elena y a mí un kit para hacer un quilt de Gee's Bend. Hace días acabé el top y ahora estoy esperando la tela para la trasera. Pero antes de enseñaros cómo ha quedado, me gustaría explicaros la historia.

Gee's Bend es una porción de tierra rodeada en tres de sus lados por el río Alabama. En 1816 Joseph Gee estableció una plantación y le dio su nombre. En 1845 la plantación pasó a manos de Mark H. Pettway como pago de una deuda y llevó 100 esclavos más a la colonia. Mantuvo el nombre de Gee pero sus esclavos pasaron a llamarse Pettway, un nombre que ha prevalecido en el condado hasta nuestros días. Después de la emancipación, los Pettway negros se quedaron allí como arrendatarios.

Gee's Bend estaba aislada: La única manera de cruzar el río era una balsa que funcionaba cuando el tiempo lo permitía. Por tierra quedaba lejos de cualquier lugar por un camino de tierra cubierto de lodo cuando llovía o polvoriento en tiempo seco. No tenían luz, ni agua corriente... Sobrevivieron como pudieron a la Gran Depresión: el precio del algodón, de cuyo cultivo vivían, cayó en picado.
En los años 1930, la Agencia de Reasentamiento descubrió su aislamiento y declaró una emergencia: construyeron casas, escuelas, un hospital...

Las mujeres de Gee's Bend cosían sus quilts con cualquier material al que tuvieran acceso. Vivían en cabañas de troncos y se trataba de hacer cubrecamas para guarecerse del frío. Su dura vida influyó en su arte. Entre el trabajo en el campo y el cuidado de la casa y los niños, las mujeres tenían poco tiempo y energía para coser: los pedazos grandes de tela se podían coser más rápido que los pequeños, además las puntadas no tenían que ajustarse a los cánones de perfección, hacían piezas funcionales, no para decorar. De este modo surgieron los patrones de forma libre como expresión propia. A lo largo de los años, estas obras se amontonaron sobre las camas y el suelo, o en cualquier lugar donde se necesitara calor y un poco de color.

Actualmente, sus quilts están considerados obras del Arte Moderno Americano y se exhiben en museos.


Si queréis saber más sobre esta comunidad y ver sus quilts, podéis visitar su página web The Quilts of Gee's Bend.

Y aquí está el quilt que he hecho:



El diseño es de Qunnie Pettway, podéis ver su foto aquí.
Las telas son teñidas a mano y está pidiendo a gritos un acolchado a mano, pero me temo que no va a poder ser...

domingo, 27 de diciembre de 2009

KURO

Después de tantas fiestas y comilonas, hoy he vuelto al trabajo, o sea, a coser. Sigo intentando liquidar ufos pero no he podido resistirme a hacer una cosita nueva para mi gato preferido:



Según me ha dicho su compañero de piso, a Kuro le encanta y no sólo duerme sobre este mini quilt sino que también juega con él.

domingo, 20 de diciembre de 2009

TRIÁNGULOS ONDULADOS

Al final me he decidido a acabar cosas pendientes: le puse el biés al log cabin. Después de mucho darle vueltas y probar telas decidí que la que más me gustaba era la negra con estampadito blanco que va en los cuadrados del centro de los bloques y en las tiras del borde, que era la primera idea que tuve pero por probar que no sea.



Y uno que, por fin he acabado, es el Triángulos Ondulados. Lo empecé en una clase que hice en Julio de 2008, sí, habéis leído bien, hace año y medio que estaba dando vueltas. Últimamente sólo le faltaba acolchar el borde pero se iba quedando aparcado hasta que esta semana he decidido que no podía seguir así.



Los batiks son mucho más vivos que en la foto, no he conseguido mejorarlos a pesar de que incluso he salido al jardín para tener mejor luz, eso sí, bien abrigada con un forro polar porque hace un frío que pela.

Si os fijáis, los bordes son distintos en la parte interior: los horizontales son rectos y los verticales siguen las curvas de los triángulos.

Para acolcharlo usé el sistema de Mary Mashuta que explica en su libro Foolproof Machine Quilting:  Hacer una plantilla en freezer paper, recortarla, plancharla al quilt y coser siguiéndola:



Siempre que puedo intento no marcar los quilts, y una vez que lo hago ya sabéis el show que monté...

Y ahora tengo un problema: hay cinco quilts pendientes de acabar en un estado más o menos adelantado, hoy acabo de empezar uno nuevo, tengo unas franelas que me están llamando a gritos, y están a punto de llegar unas telas para hacer uno grande para mi cama... SOCORRO!!! necesito que los días tengan muchas más horas!!!!!!